sábado, 18 de marzo de 2017

ACTUALIZAR LA CONSTITUCIÓN. 18/3/2017

NOTAS AL TEMA

ACTUALIZAR LA CONSTITUCIÓN

Guillermo E. Zúñiga Chaves

Actualizar: Hacer actual algo, darle actualidad”. (Diccionario de la Real Academia Española).

Estoy seguro que los lectores han escuchado que el Tribunal Supremo de Elecciones autorizó la recolección de firmas para convocar a un referéndum que tiene que ver con cambiar la Constitución Política. Por ello quiero explicar de qué se trata este referéndum y los pasos previstos para hacer ese cambio.

Nuestra Constitución Política nos ha servido de marco legal fundamental por muchas décadas. Ha sido la garantía de nuestros derechos y libertades; también ha definido nuestras responsabilidades y obligaciones con la sociedad. Pero llegó la hora de actualizarla a la luz de las demandas de los nuevos tiempos. Nunca retroceder; siempre mejorar, avanzar, simplificar.

Referéndum por iniciativa ciudadana. Un grupo de ciudadanos, cuya cabeza visible es el Doctor Alex Solís Fallas propuso, desde hace tiempo, que había llegado la hora de hacer una nueva constitución. La verdad es que la simple idea generó algunas resistencias. No ha habido apoyo claro de los partidos políticos. No he visto un solo pronunciamiento oficial de ninguna agrupación política. Solamente leí sobre la negativa que han expresado algunos diputados del Frente Amplio. La tradición ha sido realizar modificaciones parciales a la Constitución. Este es un procedimiento  lento y ha permitido ir poniendo un parchecito por aquí y otro por allá, con lo que a veces se vuelve más enredada.
De ahí que la vía que los gestores de esta iniciativa finalmente encontraron, fue buscar el camino del referéndum por iniciativa ciudadana. Los mecanismos de participación democrática nos permiten hacer este tipo de solicitudes. Los promotores hicieron los planteamientos correspondientes ante el TSE y atendieron las aclaraciones que les solicitaron. Creo que hasta mediaron apelaciones ante el TSE.
Finalmente, el TSE autorizó la recolección de firmas para  respaldar la convocatoria de un referéndum para que la ciudadanía apruebe o impruebe el proyecto de “LEY QUE CONVOCA A UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE”.
¿Qué contiene el proyecto de ley? Tomado de la resolución de TSE: “El proyecto de ley pretende someter… a través de este mecanismo de democracia directa, la ley que convocaría a una Asamblea Constituyente con la finalidad de discutir en el seno de ese órgano deliberativo una eventual reforma general de nuestra Constitución Política. Puntualmente, la iniciativa formulada por el gestor propone regular: a) la conformación de la asamblea, b) la forma de postular candidaturas a diputados constituyentes, c) los requisitos, impedimentos, inmunidades y remuneración de los diputados constituyentes, d) la instalación de una comisión redactora del proyecto de Constitución Política, e) la organización y funcionamiento de la asamblea y f) la necesidad de que el eventual producto que surja de la Asamblea Constituyente sea sometido a referéndum para su ratificación o rechazo por parte de la ciudadanía.
¿Y cuántas son las firmas que hay que recoger? Para que el TSE convoque  el referéndum se necesitará  presentar 162.522 firmas válidas, entre este mes de marzo y el mes de noviembre. El TSE puede ampliar el plazo  un mes más, si fuera necesario.
Queda claro que en esta etapa del proceso lo que se necesitan son las firmas para que el TSE convoque al referéndum donde decidiremos si apoyamos o no la aprobación de ese proyecto de ley. Si se aprueba, como espero, vendría entonces la otra parte del proceso que significa redactar la nueva constitución.
El artículo 5 del proyecto de ley establece que una vez que el texto de la nueva constitución quede aprobado por la Asamblea Constituyente, éste debe ser sometido de nuevo a un referéndum el tercer domingo de julio del año 2021, para que sea el pueblo el que apruebe la reforma general de la constitución. La nueva constitución entraría a regir el 15 de setiembre del 2021, a los doscientos años de nuestra independencia.  El camino apenas empieza.




3 comentarios:

  1. Nueva Constitución o reformas. Ser o no ser

    ResponderEliminar
  2. Don José Joaquín. A lo largo del tiempo hemos estado haciendo cambios parciales (cuando se ha podido) y cada vez se anotan más "parches". Por ello conviene hacer un marco constitucional global, completo y moderno. Simplificar la acción del Estado, facilitar su gestión.

    ResponderEliminar
  3. Para mí criterio es urgente una nueva constitución pues la actual responde a una realidad muy diferente a la actual!

    ResponderEliminar